1- MÁRCATE UN HORARIO Y UNA RECOMPENSA

cinco o seis horas de estudio en periodo de exámenes puede resultar muy costoso, por eso te recomendamos, no solo que te esfuerces en cumplirlas, sino que te recompenses a ti mismo el esfuerzo realizado. ¿Cómo? Con cosas muy sencillas pero que te hacen disfrutar. Cada hora, hora y media puedes hacer un pequeño parón y tomar algo con un amigo o darte un pequeño paseo. Y al final del día, ¿por qué no darte un homenaje? Practica tu deporte favorito, ve al cine o queda con tus amigos. Verás como te sientes satisfecho de haber cumplido con lo que debías y coges fuerzas para la siguiente jornada de estudio.

2- ELIMINA LAS DISTRACCIONES 

Se tardan aproximadamente 10 minutos en alcalzar la máxima concentración, por lo que, cualquier distracción antes de ese tiempo, te hará volver al inicio y necesitarás otros 10 minutos más. Elimina de tu vista y de tu alcance todo lo que te impida meter la cabeza en lo que estás estudiando: Si estudias en lugares públicos colócate en un lugar recogido, bonnie-kittle-186235 (1)apaga el móvil o ponlo fuera de tu alcance y aléjate de la televisión y la nevera si estás en casa.

3-PRACTICA EJERCICIO ANTES

Un examen no se aprueba el día antes, se aprueba cada día de clase, cada tarde de estudio. Realizar al menos 20 minutos de ejercicio antes de un examen mejora el rendimiento, según un estudio de la Universidad de Illiniois. Liberar tensión y llegar a un examen con tranquilidad es la mejor manera de enfrentarse a él. Proponte a partir de ahora hacer un poco de ejercicio antes y descubre los beneficios para tu cuerpo y tu mente.

Deja un comentario

Al seguir navegando en el sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close