Consejos para cuidar la salud mental en la Universidad

En ocasiones trabajamos para cuidar nuestro físico y olvidamos que la salud mental es algo esencial si queremos mantenernos sanos. Especialmente en periodos de estrés como durante las fechas de exámenes, es importante cuidar este aspecto al máximo. Por este motivo, queremos contaros algunos consejos para cuidar la salud mental en la universidad. 

Mantener la salud mental: un punto esencial para afrontar el periodo universitario

Mantener una buena salud mental y emocional nos permite tener el control de nuestro pensamientos, sentimientos y también comportamientos. Esto nos ayuda a enfrentarnos a algunos problemas con perspectiva, teniendo una visión más general de las cosas que nos ocurren, pero también nos faculta para tomar mejores decisiones y para tener relaciones mucho más saludables. A continuación te dejamos algunos consejos que pueden servirte tanto para afrontar etapas complicadas, como para trabajar cuando nos encontramos en buen estado mental. 

En caso de que veas que un amigo o compañero está sufriendo algún síntoma de depresión o ansiedad, lo mejor es comunicarse con la persona en concreto. Es posible que lo único que necesite sea expresar sus sentimientos, y por eso, lo mejor es atajar el problema de la forma más amable posible. Puedes proponer planes alternativos para que se pueda desahogar o distraer. De esta forma, mejorarás su paso por ese bache. En caso de que consideres que se trata de un problema mayor, lo mejor es que se lo comuniques a una persona cercana, un familiar o un amigo suyo. De esta forma, ellos tendrán más probabilidades de ofrecerle una solución. 

Consejos para cuidar tu salud mental en la Universidad

Existen ciertos períodos en los que la carga de trabajo de la universidad no nos permiten tomarnos un descanso. Sin embargo, hay una serie de cosas que debes tener en cuenta para que esto no te pase factura. Recuerda que ante todo, lo importante debe ser tu salud al completo. Te dejamos algunos consejos para que tomes nota.

Cuida tu salud física

Puede parecer bastante obvio, pero mucha gente no sabe que cuidando nuestra salud física también estamos cuidando nuestra salud mental y por tanto, emocional. Cuando hacemos ejercicio no sólo mejoramos aspectos como nuestra presión sanguínea, sino que también aumentan nuestros niveles de energía. Pero lo más importante es que las actividades físicas inciden sobre lo que llamamos “hormonas de la felicidad”, y por tanto, nos hacen mejorar nuestro humor y bajar nuestros niveles de ansiedad. Por eso, si te encuentras en un periodo de estrés, intenta buscar algún momento en el que día en que realizar algo de deporte. Puedes correr, nadar, realizar algún deporte en grupo (como fútbol o volley) o simplemente dar paseos por tu zona favorita de tu ciudad.

La alimentación debe ser equilibrada y no debes abusar de alcohol y drogas

Otro aspecto especialmente importante para cuidar nuestra salud mental en la universidad es cuidar también nuestra alimentación. Al fin y al cabo, se trata de la “gasolina” de nuestro cuerpo, lo que significa que si comemos comida basura normalmente, esto podrá afectarnos más a la hora de enfrentarnos a periodos complicados. Lo mejor es optar por una dieta mediterránea y equilibrada, donde abunden las verduras y las frutas, además de las legumbres. Además, te recomendamos que evites el alcohol y, por supuesto, las drogas. Estas dos sustancias no harán más que empeorar tus niveles de estrés y de ansiedad. 

Ten una actitud positiva

Aunque pueda parecer un consejo poco útil, es esencial que mantengamos una actitud positiva en todo momento. ¿Y cómo hacemos esto? Sencillo. Si te sale un examen mal, no pienses en el resultado (sí, cómo lo oyes) sino en el proceso que has realizado para llegar ahí. Si has estudiado durante un largo periodo y te sentías preparado para realizarlo, ¿por qué iba a salir mal? Esta es una forma muy sencilla de mejorar nuestros pensamientos, y así, nuestra salud mental. Y por supuesto, ¡no te adelantes a los acontecimientos! Antes de pensar en cómo te ha salido el examen, céntrate en otras cosas que te sean de mayor utilidad en el momento.

Comunícate y expresa tus sentimientos: pide ayuda

Este aspecto es muy importante. La comunicación es especialmente útil, tanto en momentos de estrés o malestar, como cuando estamos en una buena época. Al fin y al cabo, si nosotros no podemos solucionar este problema, siempre tendremos a alguien apoyándonos. Y es posible que muchos de tus compañeros y amigos de la universidad estén pasando por una situación similar a la tuya. Podréis apoyaros y salir del bache juntos. Si consideras que esto no es suficiente, siempre puedes acudir a la universidad, donde podrán remitirte a los grupos encargados de la salud mental.

El sueño, un factor muy importante

Recuerda que dormir entre 7 y 8 horas (dependiendo siempre de las necesidades de cada persona) te permitirá cuidar de tu salud mental. Esto se debe a que durante el sueño, mejoramos nuestro rendimiento y se reducen las posibilidades de sufrir problemas físicos y psicológicos. 

Encuentra actividades que te permitan liberar estrés y olvidarte de las preocupaciones

No todo puede ser trabajar o estudiar. La universidad te ofrece muchas otras alternativas para aquellos momentos de ocio y tiempo libre. Al igual que puedes destinar algunas de tus horas a realizar deporte, es muy importante que saques hueco en tu agenda para hacer actividades que de verdad te apasionen. Puedes pintar, ir a museos, nadar en la playa (si la tienes cerca), escribir, escuchar música o leer. Las alternativas son infinitas. Además, quedar con amigos y socializar también nos ayudará a estar sanos mentalmente. Por eso, no descartes planes. 

Ahora que ya tienes algunos trucos para cuidar tu salud mental en la universidad, cuéntanos. ¿Qué haces tú para mantenerte positivo y sano durante las épocas de estrés en la universidad? 

COMPARTE ESTE POST
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar