¿Es bueno o malo estudiar con música?

Estudiar con música en los auriculares es algo que hacen prácticamente todos los estudiantes. Sin embargo, los padres se extrañan y se preguntan si no es más una distracción que un método de concentración. Existen muchos estudios al respecto de cómo de útil es estudiar o trabajar con música, pero lo cierto es que dependerá de ti. ¡Te lo contamos todo!

Ventajas e inconvenientes de estudiar con música

En la ciencia, son muchos los estudios que han tratado de demostrar si los efectos de la música en la concentración son positivos o negativos. Lo cierto, es que siempre han terminado dando resultados ambiguos. Lo que sí sabemos es que hay algunos estilos musicales que benefician a la hora de concentrarse. Antes, vamos a ver cuáles son los pros y contras de estudiar con música.

Ventajas de estudiar con música

  • La principal ventaja de cara a los estudiantes es que la música puede ayudar a vencer tanto el estrés como la ansiedad mientras estudian.
  • Escuchar música hace que nuestro cerebro segrega dopamina, un neurotransmisor que incrementa nuestra felicidad y mejora la concentración. 
  • Además, escuchar música por auriculares mientras se estudia o trabaja ayuda a evitar el ruido ambiental y, por tanto, ayudará a enfocarse en la tarea
  • La música puede ser una aliada cuando estamos largos ratos estudiando.
  • En algunos caso, incluso, la música ha ayudado a algunos estudiantes a mejorar su capacidad de memoria. 
  • Cabe destacar que la música activa la zona del lóbulo frontal, que además de mejorar la concentración, mejora tus habilidades matemáticas y lingüísticas.

Como es lógico, estas ventajas dependen tanto de la persona como del tipo de música que escuche. Así, si eres de los que se distraen con cualquier sonido y le resulta imposible concentrarse, no será efectivo. 

Inconvenientes de estudiar con música

  • La música que escuches tendrá que ser sin letra, o conseguirás el efecto contrario. Por tanto, se reducen los géneros que podrás escuchar mientras estudias. Si te gusta el rap y si encima conoces la letra, te será imposible continuar con tus tareas.
  • Si la música está muy alta o es muy movida, puede tener efectos contrarios e interferir en tu comprensión lectora, así como en el estado de ánimo. Por tanto, te complicará enfocarte en una tarea determinante.
  • Si, por ejemplo, utilizas música para aprender una lección, es posible que en el examen también la necesites para recordar el temario. 

Consejos para estudiar con música

Si quieres incorporar la música a tu vida de estudiante, o incluso en el trabajo, lo mejor es seguir una serie de consejos clave:

  1. Lo primero es encontrar el género o tipo de música que te ayude a concentrarte más fácilmente. Comienza por descubrir música relajante, pero que tampoco te haga dormirte. En Spotify puedes buscar listas de reproducción para estudiar. Encontrarás desde bandas sonoras de películas (sin letra) hasta música lo-fi. 
  2. Otra cuestión importante a la hora de incorporar la música a nuestra rutina de estudio es saber por qué dispositivo hacerlo. Lo más recomendable es utilizar cascos o auriculares para mejorar la capacidad de concentración. Sin embargo, hay quien le gusta más utilizar la música como hilo de fondo. En ese caso, podrás utilizar dispositivos electrónicos como el ordenador o un altavoz. Esto no será tan efectivo porque cualquier otro sonido podrá distraerte, pero todo es probar. Lo que si que no te recomendamos es utilizar la radio, porque te distraerás con anuncios y los locutores dando la entrada a las canciones.
  3. Es importante que no estés cambiando de canciones cada cinco minutos, o no te será nada útil. Por eso, si sabes que vas a tener una tarde intensa de estudio, prepárate una lista con canciones para concentrarte que dure al menos dos horas. Así, solo tendrás que parar (o no) la lista en los descansos. 
  4. Intenta que la música que escuches no tenga letra, o es posible que no consigas el punto de concentración que buscas. Incluso si no conoces la letra de la canción, puede ser una distracción por intentar entender o escuchar lo que se dice. Elige géneros instrumentales para garantizar que estés siempre concentrado. 

Ahora que ya conoces las ventajas y desventajas de estudiar con música y has leído nuestros tips al respecto, cuéntanos. ¿Cuál es tu género favorito para estudiar? ¡Déjanos aquí abajo tus trucos para estudiar con música!

COMPARTE ESTE POST
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar