lectura para estudiantes universitarios

La lectura es pasión para muchos y tortura para otros; parece que no hay término medio. Para aquellos que jamás cogerían un libro por propia iniciativa: dicen que nunca es tarde para despertar la pasión por la lectura, y que se empieza con el descubrimiento de un buen libro, uno que encaje contigo, es más: que parezca estar hecho para ti.

¿Y por qué aficionarme a estas alturas de mi vida a la lectura? Pues porque dejar un rato el móvil y sentarse a leer un libro tiene muchos más beneficios de los que uno se imagina:

  1. La lectura estimula el cerebro, le hace trabajar en la asociación de palabras y significados y en la representación mental de las historias que los libros cuentan. Un cerebro que lee es más saludable y ágil. Este aspecto nunca viene mal a un estudiante universitario.
  1. Al mismo tiempo, relaja la mente, por lo que contribuye a reducir el estrés, al contrario que sucede con los dispositivos electrónicos. Según los expertos, los móviles y tabletas envían constantes estímulos a nuestro cerebro que pueden provocar ansiedad. Leer en un ambiente de silencio te proporcionará tranquilidad y un rato para estar a solas contigo mismo sin pensar en tus preocupaciones o agobios.
  1. Leer aumenta la capacidad de atención, concentración y retención en una época en la que las llamadas de atención publicitarias y las distracciones son constantes. Al leer nos aislamos del bombardeo informativo y publicitario al que estamos acostumbrados y permitimos que nuestra mente se concentre en una sola cosa. Seguro que más de un estudiante universitario daría lo que fuera por tener estas tres aptitudes en clase.
  1. Leer te aporta conocimiento y experiencias, ya que te permite vivir la vida de otro, con sus circunstancias, sus golpes de suerte y sus preocupaciones, como si fueran propias. Muchas cosas aprendidas en los libros te servirán después en la vida en la situación que menos te lo esperas.
  1. Es una afición que dura toda la vida: cuantos más libros lees, más quieres descubrir y hay tantos libros escritos que nunca podrás decir que ya has acabado. Además es una afición muy barata: no tienes por qué comprar los libros que te leas, puedes cogerlos de la biblioteca de la Universidad o pedírselos a tus amigos.

Después de conocer los beneficios de leer, ¿te animas a leer un rato todos los días?

Deja un comentario

Al seguir navegando en el sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close