Panorama_de_la_Ciudad_de_Pamplona

Qué ver en Pamplona: los sitios más emblemáticos de la ciudad

Pamplona es una ciudad pequeña con muchos rincones interesantes que no te puedes perder. En este post y desde Campus Home queremos traerte lo que no te puedes perder de la capital navarra. Déjate sorprender y conócela

Qué ver en Pamplona un fin de semana cualquiera

Cualquier fin de semana es bueno para conocer más a fondo Pamplona. Una visita a la zona “vieja” o casco histórico es siempre una buena opción. Y más si la terminas tomando un pincho en alguno de sus bares. Aquí van algunas sugerencias.

Visita a la Ciudadela o Murallas 

Ciudadela de Pamplona
Vista parcial de la Ciudadela de Pamplona

Pamplona fue durante siglos un objetivo militar estratégico y de ahí la importancia de mantenerla bien protegida con sus murallas, nada menos que de cinco kilómetros de longitud. Dentro y alrededor de éstas descubres la arquitectura de otra época rodeada de zonas verdes donde caminar o hacer deporte. Puedes comenzar en el Centro de Interpretación de las Fortificaciones, junto al parque de la Media Luna y continuar hasta el baluarte de Labrit, pasar por el Portal de Francia, el Museo de Navarra, el Portal Nuevo y terminar en la Ciudadela, considerada el mejor exponente de arquitectura militar renacentista española.

Monumento al Encierro

Monumento al encierro
Monumento al Encierro

Sin duda, lugar de obligada visita donde sacar una buena foto. Este monumento muestra a los mozos en la carrera de San Fermín rodeados de toros. Una escultura que ha sabido captar la rapidez y sensaciones de un momento único. Llevada a cabo por el bilbaíno Rafael Huerta está situada en la avenida Roncesvalles precisamente mirando hacia la plaza de Toros de Pamplona.

Plaza del Castillo

Plaza del Castillo en Pamplona
Vista parcial de la Plaza del Castillo

Cuando se trata de qué ver en Pamplona, no puede faltar una visita a esta plaza de arquitectura peculiar y su característico kiosko en el centro. Se trata de un cuadrilátero de unos 14.000 m2 en el que han tenido lugar corridas de toros, batallas y todo tipo de actos sociales.  El kiosko se instaló en 1943 sustituyendo a otro de madera de 1910. La plaza, se considera punto de reunión de la ciudadanía y por eso, algunos no han dudado en llamarle “el cuarto de estar de los pamploneses”. Finalmente, puedes visitar el Café Iruña o el Hotel La Perla.

Monumento de los Fueros 

Monumento a los Fueros

También en pleno centro con 25 metros de altura y justo en frente de la diputación de Navarra, simboliza los fueros, o lo que es lo mismo, la legislación propia de la comunidad foral. Navarra está representada por una mujer guerrera de cinco metros de altura y cinco toneladas de peso. Las cadenas que lleva en la mano derecha simbolizan las armas del reino y la libertad, mientras que en la izquierda enseña los fueros de forma desafiante como seña de identidad navarra. Otro pedazo de historia en medio de la ciudad.

Calle Estafeta

Calle Estafeta
Calle Estafeta

Quizá ya la hayas visto en televisión, pero merece la pena conocerla en la realidad. La calle comienza en la famosa curva de Mercaderes. Es una de las calles donde los toros y los mozos corren durante las fiestas de San Fermín. Una vía estrecha, de 250 metros, llena de pequeñas tiendas que desembocan en una zona gastronómica de bares de pinchos. El nombre le viene de que en el siglo XIX en ella estuvo situada la primera estafeta de correos de Pamplona. Merece la pena comprar unos dulces en “Pastas Beatriz” y probar el pincho apodado “escombro” del bar “El Bodegón de Sarría”.

Plaza del Ayuntamiento

Plaza del ayuntamiento de Pamplona
Plaza del Ayuntamiento de Pamplona

Otro lugar emblemático durante los sanfermines y que puedes ver en tu escapada al centro de la ciudad. La plaza cuenta con una historia curiosa ya que se encuentra exactamente ubicada en el medio de los tres burgos de la antigua ciudad de Pamplona: Navarrería, San Nicolás y San Cernín. Te encantará la fachada estilo rococó decorada con dos figuras femenina que simbolizan los valores que han de regir un buen gobierno: justicia y prudencia. Una vez dentro, toda una declaración de intenciones: “La puerta está abierta para todos. Pero mucho más el corazón”.  

Hotel La Perla

Hotel La Perla
Hotel La Perla

Situado en la Plaza del Castillo, en sus habitaciones han dormido célebres escritores como Hemingway, actores de la talla de Charles Chaplin o músicos como Pablo Sarasate. Un establecimiento lleno anécdotas y cultura en el corazón de Pamplona.

Qué ver en Pamplona si puedes viajar en coche

Una de las grandes ventajas de Pamplona es la posibilidad de encontrar lugares de interés a tan solo unos kilómetros. Quizá en algún momento hayas pensado en hacer una pequeña excursión y por eso, aquí van algunas sugerencias para saber qué ver a tan solo unos minutos.

Palacio Real de Olite

Palacio de Olite
Palacio de Olite

Podrás encontrarlo a 42 kilómetros del Sur de Pamplona. Fue uno de los castillos medievales más lujosos de Europa. Visitar este rincón navarro te trasladará a otra época sin necesidad de viajar. En él se han celebrado justas y torneos, juegos de pelota e incluso corridas de toros. Puedes completar tu escapada con una visita a la iglesia gótica de Santa María o a la románica de San Pedro. No olvides pasarte por el Museo del Vino de Navarra.

Bosque de Orgui

Bosque de Orgui
Bosque de Orgui

Los amantes del aire libre no pueden perderse este robledal al sur del Valle de la Ultzama a tan solo 25 kilómetros de Pamplona. Un bosque de ochenta hectáreas con senderos sencillos en los que descubrir la magia de la naturaleza. El bosque está organizado en tres zonas la de acogida o Arigartzeta; la de los paseos o Tomaszelaieta, y la de conservcación o Muñagorri, a la que actualmente no se puede acceder por encontrarse en proceso de regeneración natural. En el bosque de Orgui podrás ver el “Quercus robur” un roble que es capaz de vivir en suelos encharcados del fondo del valle con más de 100 y 200 años de antigüedad. Su aspecto similar al bosque de Sherwood lo convirtió en escenario de la película “Robin y Marian” protagonizada por Sean Connery y Audrey Hepburn.

Bardenas Reales

Bardenas Reales
Bardenas Reales

Si te interesa lo más curioso y atípico que puedes ver a unos minutos de Pamplona, debes visitar las Bardenas Reales. Un paisaje semidesértico, escenario de anuncios, videoclips, películas e incluso series de culto como Juego de Tronos. Sin embargo, su valía va mucho más allá al ser declarado como Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Existen numerosas rutas para hacer a pie, en bici, a caballo o con vehículos a motor. El Parque Natural de las Bardenas Reales se encuentra muy cerca de la capital de la Ribera Navarra, Tudela.

Ujué

Ujué
Ujué

En euskera significa “paloma”. Es un pequeño pueblo que es en realidad Santuario-Fortaleza para la Virgen de este nombre. Visitar Ujué y degustar las migas de alguno de sus restaurantes típicos es obligado. Ujué está catalogado como “pueblo bonito” por la Asociación de los Pueblos Más Bonitos de España. No te lo pierdas.

Qué ver en Pamplona si el tiempo lo permite

Pamplona es una ciudad caracterizada por los parques y zonas verdes, pero también por sus cambios meteorológicos. Puedes pasar de estar en manga corta a llevar abrigo y paraguas en cuestión de horas. Aun así, si sale el sol no olvides pasarte por los siguientes lugares.

Parque de Yamaguchi

Parque de Yamaguchi
Parque de Yamaguchi

Muy cerca de la Universidad de Navarra, recibe este nombre de la ciudad de Yamaguchi con la que Pamplona está hermanada. Es un parque al más puro estilo nipón con fuente, casita sobre el lago… De hecho, fue diseñado por paisajistas nipones en 1997. En él podrás dar un paseo o disfrutar del buen tiempo sentado en sus zonas de césped. Caminando por el parque llegarás al Planetario, el mayor del mundo por su bóveda celeste.

Jardines de la Taconera

Jardines de Taconera
Jardines de Taconera

90.000 metros cuadrados de superficie a tan solo unos pasos del centro de la ciudad. Rodeado de murallas, si algo lo caracteriza es el pequeño zoo que alberga en sus fosos y en el que verás ciervos, cisnes, faisanes, patos,… Al pasear por la Taconera descubrirás portales a modos de arcos de triunfo, el monumento al tenor Julián Gayarre, esculturas,…También el Café Vienés, un típico lugar pamplonés donde disfrutar de un café o de una merienda rodeado de un ambiente único.

Puente de La Magdalena 

Puente de la Magdalena
Puente de la Magdalena

Durante siglos fue el lugar de entrada de los peregrinos en Pamplona y a día de  hoy, sigue siendo una de las entradas más recurrentes a la ciudad. Está en el barrio del mismo nombre. Se trata de uno de los más antiguos de Pamplona, su origen es románico, aunque se remodeló varias veces y de ahí sus detalles góticos. Es muy parecido a uno de los puentes más importantes que cruzan el camino de Santiago, el puente de Puente la Reina.

Ya lo sabes, si no sabes qué ver en Pamplona, esta pequeña guía puede servirte para dar tus primeros pasos. No pierdas la oportunidad y descubre la ciudad.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email