ruido blanco para estudiar mejor

Ruido blanco para estudiar

A la hora de estudiar existen distintos métodos para concentrarse, desde música relajante, silencio absoluto hasta ruido blanco. Cada persona tiene sus estrategias y técnicas para encontrar la concentración durante horas y no desconcentrarse. A la hora de estudiar, hay que tener en cuenta que no solo son importantes las técnicas de estudio que utilices, sino también cómo es el lugar donde estudias y si lo vas a hacer solo o acompañado. Crear un hábito de estudio favorecerá tu productividad y disminuirá la frustración y la pérdida de tiempo. 

En Campus Home vamos a explicarte qué es el ruido blanco para estudiar. Quién sabe, a lo mejor es la técnica que estabas buscando para estudiar mejor y la empiezas a aplicar en tu día a día. 

¿Qué es el ruido blanco?

El ruido blanco es cualquier ruido que tiene todas las frecuencias y en la misma potencia. Es un sonido de fondo constante y uniforme que ayuda a que la persona no preste atención al ruido exterior ni al propio ruido blanco, ya que este es invariable. Algunos ejemplos de ruido blanco pueden ser las olas del mar, el sonido de la lluvia, el sonido de una televisión sin sintonizar, etc. 

Este método es utilizado por muchas personas que necesitan concentrarse a la hora de estudiar un tema complejo. Al bloquear los ruidos y sonidos que desconcentran, el estudiante puede dedicar toda su atención al estudio. Es como una pared que para y bloquea todos los ruidos. Es un buen método para las personas a las que les cuesta concentrarse y que se distraen con facilidad. 

Funcionalidad del ruido blanco para estudiar

Entre sus funciones podemos encontrar las siguientes:

  • Camuflar los otros ruidos y sonidos. 
  • Aumentar la concentración. 
  • Mayor sensación de calma.

Al estar escuchando continuamente el ruido blanco, llega un momento donde nuestra mente pierde interés en él. Justo ahí es donde la concentración se consigue. No solo es útil para el estudio, también para trabajar o realizar otras tareas y actividades. 

Ventajas del ruido blanco para estudiar

Estas son las ventajas: 

  • Al ser un sonido constante, no hay sobresaltos y promueve la relajación. 
  • Disminuye el ruido de coches o de gente hablando en el exterior. 
  • Ayuda a las personas que cuenten con pequeños pitidos en el oído. En este caso, es recomendable consultar antes a un médico especialista. 

Consideraciones a la hora de utilizar el ruido blanco para estudiar

ruido blanco para estudiar mejor
Imagen de portada: Imagen de lookstudio en Freepik

Aunque sea útil para muchas personas, hay que usarlo de forma eficiente y limitada. Ten estos aspectos en cuenta: 

  • Antes de utilizarlo, intenta bloquear los sonidos que te molestan. Por ejemplo, si es la televisión, apágala o busca otro espacio. 
  • Ajusta el ruido blanco a un nivel donde no te molesten los sonidos restantes. 
  • No excedas el ruido, ya que puede ser perjudicial. 

Consejos para realizar un buen estudio

Si consigues crear un hábito de estudio, ahorrarás tiempo y ganarás en aprendizaje. Para ello, tendrás que implicarte al 100% y tener en cuenta que un buen estudio también está relacionado con la alimentación, las horas de descanso y el ejercicio. Así pues, para crear buenos hábitos y buen estudio, te dejamos unas serie de rutinas que te ayudarán: 

  • Descansar: dormir ocho horas diarias. 
  • Materiales: tener todo lo que necesitas en el momento de estudiar. 
  • Repasar: hacer esquemas y repasar lo estudiado. 
  • Organización: organizar el espacio de estudio. 
  • Alimentación: tomar alimentos que favorezcan la memoria y dejar de lado los ultraprocesados y la comida basura. 
  • Ejercicio: caminar durante, al menos, media hora cada día. 

Vídeos de ruido blanco:

Otras técnicas para un buen estudio

Es fácil que nuestro cerebro se distraiga debido al exceso de estímulos que recibimos y percibimos y, sobre todo, si tenemos que centrarnos en estudiar. Además del ruido blanco, hay otras técnicas para centrar la atención en el estudio: 

  • Ir cambiando las formas de estudio: a veces, al cambiar los métodos de estudio, el cerebro presta más atención ya que realiza algo novedoso. 
  • Hacer manualidades: si subrayas, tomas apuntes o buscas información complementaria, tu concentración aumenta. 
  • Leer en voz alta: esta técnica ayuda a mucha gente a memorizar el contenido. 
  • Sonido ambiente: normalmente es música relajante. En Youtube hay un gran repertorio de música relajante para estudiar. 

En Campus Home somos tu residencia universitaria de Pamplona favorita. Contamos con cantidad de instalaciones para que disfrutes con los demás estudiantes y con un servicio 360. Además, podrás participar en eventos y actividades cada semana y disfrutar de nuestro ecosistema. Si necesitas más información sobre nuestras instalaciones, ponte en contacto con nosotros. 

Imagen de portada: Imagen de drobotdean en Freepik

COMPARTE ESTE POST
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar