Se acerca el momento del arreón final para vosotros, los estudiantes, los exámenes finales de mayo, las posibles recuperaciones de junio, los últimos exámenes del colegio o la temida selectividad para aquellos que ya están pensando en convertirse en universitarios.

A la hora de sentarnos a estudiar, no siempre tenemos organizado nuestro tiempo. Poder optimizarlo es la solución que buscamos todos. Son pocos y precisos los consejos a seguir para poder maximizar el momento de estudio, teniendo en cuenta que lo esencial es aprender y no sólo memorizar. Conoce todo lo que hay que saber para que cada minuto de estudio sea fructífero.

En primer lugar, hay que establecer metas cortas. Tenemos que tener un propósito y un horario establecido. De esta forma nos será más fácil y eficiente concentrarnos. Si disponemos de toda una tarde, seguramente nos dispersemos más que si contamos con sólo un par de horas. Aunque muchos aseguren que más tiempo es mejor, la realidad es que si ese tiempo no fue empleado correctamente, no servirá de nada. Establece plazos cortos y focalízate en el estudio durante ese tiempo.

Compartimentar es otra de las cosas a tener en cuenta. Durante el momento de estudio, debemos dejar de lado las otras tantas cosas que nos ocuparán ese día. No existe una fórmula que funcione para todos, pero estar enfocados es la clave. Si logramos estar lo suficientemente concentrados, aprenderemos de manera eficiente. En diálogo con la BBC, Stafford Lightman, profesor de medicina de la Universidad de Bristol, asegura que quienes tienen la capacidad de compartimentar logran hacer más. Sin embargo, es necesario entrenar a nuestro cerebro. Aunque no tenemos las mismas capacidades, no estamos exentos de lograr algo si nos lo proponemos y nos concentramos. Lightman, asegura que simplemente debemos reconocer el momento en que “nos estamos yendo de tema” o distrayendo, y volver a focalizarnos.

Por último, se considera necesario que para que el tiempo de estudio sea el más óptimo, contemos con un momento determinado para distraernos y para realizar actividad física. Es decir, si fijamos un momento del día para hacerlo, será más simple concentrarse en el momento que estudiamos. Si contamos con 30 minutos al día de entrenamiento, además de otros para descansar, el cerebro sabrá que es momento de desenchufarse y no se distraerá tanto a la hora de estudiar.

Prueba entonces, en tu próximo momento de estudiar, focalizarte en un plazo corto de tiempo sobre ese tema. Luego serás capaz de estudiar lo necesario en poco tiempo

Deja un comentario

Al seguir navegando en el sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close