Estudiantes, ¿leéis antes de dormir?

Os contamos sus beneficios:

  1. Aumento de la concentración. Leer un libro supone una labor de concentración para enterarte de la trama. El hábito que irás adquiriendo con la lectura, te servirá para que el cerebro esté alerta y concentrado en otros momentos del día.
  2. Aleja el estrés. Meterte en la cama y abrir el libro por la última página que te quedaste supone un momento de relajación, donde el lector se prepara para abandonar su rutina y entrar en la historia de un personaje. De esta manera, y de forma inconsciente, te alejas del estrés del día. Haz la prueba, ya verás como duermes mejor, sin preocupaciones. Al día siguiente te levantarás más animado y con energía.
  3. Mejora la memoria. Está demostrado que la lectura tiene efectos beneficiosos para el cerebro. Al leer y activar la imaginación, el cerebro trabaja y este hábito a largo plazo contribuye a reducir los efectos que deja el paso de los años en la memoria. Al igual que los libros, también contribuyen a mejorar la memoria actividades como el sudoku, el crucigrama o la sopa de letras. Todo vale para que el cerebro se mantenga activo.
  4. Aumenta la cultura.De cada libro se aprende. Independientemente del tipo de lectura que sea, siempre descubrirás algo nuevo, aunque sea alguna palabra que pensabas que se pronunciaba o escribía de una manera y descubres a través de la lectura que estabas equivocado. Además, lo bueno de leer antes de acostarte es que siempre dirás aquello de “nunca me acostaré sin saber algo nuevo”.

Deja un comentario

Al seguir navegando en el sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close