Técnicas de estudio

Técnicas de estudio para universitarios ¿Cuáles son las más efectivas?

Encontrar la forma más eficaz para estudiar en la universidad no siempre es una tarea sencilla. Venimos del instituto con un aprendizaje distinto, más controlado. Por eso, para mucha gente, el cambio de bachiller a la universidad puede hacerles sentir inseguro, especialmente en los exámenes, donde debemos demostrar todo lo aprendido. Por eso, encontrar la forma más adecuada y personal de estudiar es muy importante en esta etapa. ¡Te contamos algunas técnicas de estudio para universitarios para encontrar la tuya!

Técnicas de estudio efectivas para universitarios

Si algo es importante en la universidad es estudiar de forma efectiva, por eso queremos hablarte de algunas técnicas de estudio que pueden ayudarte. El objetivo, más allá de aprobar los exámenes, es aprender. ¡Apunta!

El estudio práctico en vez de la memorización sin sentido

La mayoría de los estudiantes recurren a los resúmenes y a la memoria para aprenderse el temario. Sin embargo, esta no suele ser una técnica de estudio efectiva en absoluto, aunque como para todo, siempre hay excepciones. 

Una de las técnicas probadas que suelen resultar más efectivas tiene que ver con la práctica de las asignaturas teóricas, siempre que sea posible. Es decir, al darle un objetivo funcional a la materia, resulta más sencilla de aprender los conocimientos necesarios. Conectar el conocimiento con su utilidad real es más sencillo de lo que parece: cambia la relectura por la práctica mediante la realización de ejercicios y cuestionarios; y repitelos o haz problemas semejantes para garantizar un mejor aprendizaje que será para un período más largo de tiempo. 

El descanso entre sesiones también es una técnica de estudio

Muchos estudiantes optan por machacarse a estudiar sin tiempo para descansar, lo cual supone un gran error. El cerebro humano está “programado” para prestar atención y retener información en un espacio concreto de tiempo. Por eso, dar descanso al cerebro ayudará tanto a realizar un esfuerzo por recordar los conocimientos al volver a retomar la actividad de estudio, como a retener toda la información relevante.

Organizar el tiempo

Puede parecer algo obvio, pero lo cierto es que saber organizarnos para poder dedicarle el tiempo necesario a cada asignatura, es fundamental. Existen varios métodos de estudio para universitarios, opositores o en general estudiantes de cualquier disciplina, que pueden serte muy útiles. Uno de ellos es el método pomodoro, que permite mantener la concentración y ser más efectivos. Por su parte, existe el método Kanban, que te ayuda a categorizar las etapas del estudio para hacer más y hacerlo mejor. 

¿Aunque sabes cuál es la técnica que más se adapta a ti te cuesta mantener una rutina? En ese caso, te recomendamos echarle un vistazo a nuestro post sobre cómo organizar tu tiempo de forma más eficiente. Con esto, ya tendrás todo lo que necesitas para tener éxito en los estudios y aprobar todas las asignaturas sin problemas.

Los mapas mentales, la ayuda ante el caos

Seguro que alguna vez te has sentado frente a tus apuntes y has pensado, ¿por donde empiezo? o ¿cómo puedo estudiar todo esto? Para ello, te recomendamos utilizar un clásico de clásicos: los mapas mentales. De esta forma, podremos resumir y organizar nuestras ideas ahorrándonos muchas horas de estudio. Puedes utilizar alguna aplicación que pueda ayudarte, como GoConqr, que es gratuita.

Las fichas de estudio, una forma muy eficaz de ayudar a nuestra memoria

Al igual que los mapas mentales, las fichas de estudio son otro clásico de las técnicas de estudio para universitarios y no universitarios. Para llevar a cabo este método sólo tienes que hacerte con un montón de fichas para cada asignatura o bien descargarte una aplicación que te permita hacerlo online. Esta técnica es perfecta si debes aprenderte de memoria leyes o vocabulario, por ejemplo. 

Reglas mnemotécnicas: aprendizaje y diversión a partes iguales

Otra de las técnicas que seguro que has escuchado alguna vez son las reglas mnemotécnicas. ¿Qué es esto? Este método consiste en crear palabras clave e imágenes mentales y asociarlas con conceptos concretos. En este caso, te recomendamos usarla cuando debas aprenderte listas, conceptos, tablas o idiomas, ya que resulta muy útil en estos casos. Además, con la práctica de este método, moldearás tu cerebro hasta conseguir resultados increíbles. Lo cierto es que no todo el mundo es capaz de utilizar esta técnicas, ya que requiere algo de práctica, pero si eres una persona a la que le gusta estudiar con técnicas más prácticas, esta te vendrá genial.

La auto-enseñanza

La autoenseñanza es una técnica de estudio utilizada por mucha gente, ya que es muy efectiva en términos de aprendizaje. Se trata de leer la materia e intentar explicártelo en alto a tí mismo o a tí misma. Puedes incluso grabarte haciéndolo para poder repasar en tus trayectos a la universidad, al gimnasio, a las quedadas con amigos o incluso antes de irte a dormir. De esta manera, será una forma eficaz de ahorrar tiempo y a la vez aprender.

Como decimos, no todas las técnicas de estudio funcionan para todo el mundo, pero seguro que alguna encaja con tu forma de aprender. Cuéntanos en los comentarios si te ha sido útil alguno de nuestros consejos y si tienes alguna manera de hacer que tu estudio sea más efectivo. ¡Te leemos!

COMPARTE ESTE POST
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar