Desgraciadamente Junio es la época de recuperaciones…pero es el último paso para llegar al ¡Verano!

Si has tenido mala suerte y te has llevado alguna asignatura a Junio, aquí os dejamos unos consejos básicos para afrontar mejor los exámenes.

Horario y lugar de estudio

Es importante contar con un lugar fijo para estudiar, y no empezar a ir cada día a un sitio diferente. De esta manera se acostumbra al cuerpo y la mente a una hora y lugar estables. Hay que fijar un horario de principio y fin.

Asimilar, no memorizar

Es mucho más sencillo realizar una lectura comprensiva. Es más fácil retener los conocimientos entendiendo el contenido que realizando repeticiones para memorizar. Pero no basta con una sola lectura, hay que leer varias veces con absoluta concentración, razonando y comprendiendo lo que se está leyendo.

Comparte el conocimiento

Poner en común la materia estudiada con otros compañeros. Siempre y cuando se haya estudiado previamente. Mediante esta ‘terapia’ de grupo (que es muy recomendable) se pueden retener detalles que se pasaron por alto durante el estudio, así como reafirmar los conocimientos y sentirse más seguro.

Mente y cuerpo sanos

Durante las semanas de exámenes es importante evitar las comidas basura, las bebidas energéticas y, por supuesto, el alcohol. Llevar una dieta sana durante estas semanas permite tener una mente sana, y de esta manera el estudio será más hábil y eficaz.

No estudiar el último día

Hay que tener presente que lo que no se haya retenido durante las semanas de estudio, no se puede asimilar el día del examen, ya que la tensión se convierte en una barrera cerebral que no permite procesar más información.

 

 

 

 

Deja un comentario

Al seguir navegando en el sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close